La hermosa espontaneidad durante un viaje solitario en el extranjero

El viajar solo en el extranjero puede ser algo aterrador. Hay mucha incertidumbre y muchas cosas desconocidas a la que estarás expuesto. Es natural el temerle a lo desconocido y muchos dejamos que este miedo nos gane y no salgamos de nuestro ambiente cómodo. Todos tenemos un potencial enorme y hay cosas que todos los días podemos hacer para crecer.

Para mí, este reto fue desempeñar un viaje solo en México, un país que he visitado frecuentemente pero que no había conocido completamente. México tiene tantas bellezas que todos deberían ver y disfrutar. Al terminar mi licenciatura en junio, volé a Jalisco donde disfruté a mi familia por un par de semanas. Mi opinión es que nuestra familia es el regalo más grande que tenemos. Son fuentes de sabiduría y de amor. De Jalisco volé a la Ciudad de México donde tuve el privilegio de conocer muchas nuevas personas, sitios históricos y gastronomía. De ahí, pase dos días en Puebla, una semana en Veracruz, y una semana en Monterrey. Todo el viaje duro dos meses y me mostró lo hermoso que puede ser el viajar solo y la espontaneidad que naturalmente resulta.

Cunando me toca viajar solo, prefiero mantener mi agenda completamente libre. Esto facilita el tener este tipo de experiencia. A mucha gente le gusta visitar lugares naturales, de vegetación y más retirados. Para llegar a estos lugares y darse el tiempo suficiente para conocerlos, si se ocupa de más planeación. A mí a cambio, me interesa más el estilo de vida en la ciudad y la opinión de su gente sobre las condiciones del mundo. Para averiguar esto no se ocupa ir lejos. Hablando y conviviendo con los habitantes te puede empezar a dar una idea de la forma que vive la gente en esa área, sus preocupaciones y las diferencias culturales que existen.

Uno de los descubrimientos que hice fue el gran valor que puede traer el conectar con organizaciones locales que operan en la ciudad que uno visitara. Estos grupos nos pueden platicar de dificultades o logros menos aparentes y mostrarnos lugares, introducirnos a personas o platicarnos de situaciones que cambien completamente lo que pensamos de nuestro destino turístico.

Humildad y disposición son valores que me han ayudado a disfrutar mis experiencias turísticas más y tener experiencias espontaneas que me recordare por el resto de mi vida. Son numerosas y detalladas por lo cual, en los próximos blogs, tratare de compartir los que más me han impactado. Al que lea este blog, le deseo lo mejor y le invito a que me mande comentarios y sugerencias. Mucho amor.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: